1 de abril 2020

Plataformas E-commerce: qué son y de qué tratan

Logística Ecommerce

¿Cómo queremos ser vistos? ¿Cuánto queremos vender? ¿Cuál es el secreto del posicionamiento? No hay una respuesta única. Todo se trata de elegir la plataforma de comercio electrónico que mejor se adapte a tus necesidades y a tu operativa.
Te acercamos los detalles que tenés que conocer, en esta nota.

 

16

 

Las compras online se han transformado en una experiencia que se torna cada vez más frecuente. Con el transcurso de los años, la experiencia online se ha ido instalando entre los consumidores, transformándose en un proceso accesible y sencillo.

Los e-shoppers están en continuo aprendizaje del escenario online, sumando nuevas actividades que ayudan al desarrollo del e-commerce. Asimismo, buscan información, y organizan sus compras y envíos según sus necesidades puntuales como sertiempo, energía y dinero. [Para seguir leyendo, podés visitar esta nota]

Antes de tomar la decisión hay varios detalles a tener en cuenta: cómo exhibiremos los productos, cómo se efectúa el control de stock, cómo registrar las ventas y pagos, y por último (pero no menos importante) cuáles serán los recursos de marketing y diseño que le darán marco a todas las acciones previas.

Pero primero, lo importante...

 

¿Qué es una plataforma de e-commerce?

Una plataforma e-commerce es una herramienta digital que te permite crear una tienda virtual para ofrecer tus productos y servicios en línea, de una forma más práctica y sencilla.

Los e-commerce, también conocidos como tiendas virtuales, funcionan de manera similar a las tiendas tradicionales, solo que no cuentan con un espacio físico determinado. En el caso de las tiendas online, los pedidos y los pagos se hacen a través de servicios digitales y los productos son enviados a través del servicio de correo indicado, dependiendo de la modalidad que elija el comprador o compradora.

El gran logro del e-commerce ha sido poder facilitar el comercio en cuestiones de distancia, comodidad e inmediatez. Los usuarios solo tienen que navegar la página para poder elegir lo que quieren, cómo y cuándo quieren recibirlo. Todo esto pueden hacerlo a través de un simple click, desde donde sea que estén, sin perder tiempo haciendo largas filas o esperando el horario de apertura de las tiendas.

Al ser una modalidad de venta que se encuentra en expansión, no es de extrañarse que las opciones sean amplias y diversas. Existen varias plataformas: varían de un negocio a otro y no es posible afirmar una sola sea la mejor para todo el mercado. Por lo tanto, quedará en tus manos seleccionar cuál será la indicada para tu negocio, teniendo presente su perfil, su identidad y sus objetivos, en comparación con las funcionalidades, ventajas y beneficios de los e-commerce disponibles.

 

¿Cómo funcionan?

Todas las plataformas de e-commerce constan de dos estructuras:

  • front-end: interface de la tienda con el consumidor, es decir, todo lo que está visible al cliente. Tanto el diseño/layout como los banners, los productos, el contenido y todo aquello que puede ser navegado por el cliente.
  • back-end: interface de la tienda con el administrador. Abarca todo aquello que está por detrás del sistema, es decir, todo lo correspondiente al panel administrativo.

La carga de productos, el número de pedidos, los productos más vendidos, el registro de las direcciones de correo postal para los envíos, entre otros, son funciones del back-end.

Mientras que la disposición de estos productos, la distribución del contenido, el diseño y hasta la paleta de colores y tipografías que adoptaremos son características del front-end.

Podría decirse que, de alguna manera, las plataformas de e-commerce accionan como un agente comercial, ya que gracias a ellas entramos en contacto con nuestros usuarios y potenciales clientes. Considerando esto, algunos detalles a tener en cuenta serían:

  • Cómo es la usabilidad de la tienda
  • Cuáles son las características del diseño de página o layout
  • Con qué facilidades cuenta para tu posicionamiento (por ejemplo, XML y SEO)
  • Cuánto tiempo tarda el checkout y el resto de las operaciones
  • La integración con los medios de pago
  • Si dispone de distintas formas de envío

Recordemos que previo a este paso, es conveniente realizar un análisis concreto de nuestro propio negocio para tener un firme punto de partida: ¿cómo son nuestros clientes?, ¿cómo nos diferenciamos de la competencia?, ¿cuál es nuestra proyección de rentabilidad a través del e-commerce? Todos y cada uno de estos detalles nos acercaran a una elección más certera en cuento a la plataforma ideal.

 

¿Cuáles son las ventajas de tener una plataforma e-commerce?

Ingresar al universo de los e-commerce no es tarea fácil. Como decíamos, es fundamental tener presente en todo momento tu modelo de negocio y las ventajas competitivas que estamos buscando para poder ejecutarlo de manera completa y efectiva.  

A continuación, nos adentramos en algunas de estas ventajas para que puedas orientarte:

  • Simplificación de tiempos

El e-commerce te permitirá administrar mejor tu tiempo gracias a los beneficios que brinda: sistematización, automatización y simplificación de tareas. Además, te dará la posibilidad de administrar tu tienda desde cualquier lugar del mundo. Para ello solo necesitás una computadora y acceso a Internet.

  • Autonomía

Una de las ventajas más determinantes se debe a que las plataforma e-commerce nos dan autonomía para tomar decisiones respecto a su funcionamiento, diseño y modelo de negocio. Estas características deberán considerar siempre nuestro modelo y plan de negocios.

  • Menores costo y menor inversión

El desarrollo de una plataforma e-commerce es relativamente más económico en comparación a construir o rediseñar una tienda física, o inclusive a los gastos de mantenimiento que ella implica. Por lo general, los gastos principales suelen ser el hospedaje y dominio, además del personal que puedas o no llegar para ayudarte en las cargas de producto, la atención al cliente, y el asesoramiento en marketing, comunicación e identidad digital.

  • Mayores oportunidades

Tener una tienda online te permite ejecutar un esquema de venta más flexible, sin límite de tiempos y sin que tu posible comprador tenga que trasladarse hasta donde se encuentra tu tienda para poder obtener el producto. También ofrece facilidades de pago y de atención, porque ambos se podrán hacer a través de la página web de forma cómoda y rápida.

 

¿Cuándo debería considerarlo?

Una plataforma e-commerce no es simplemente una página web, sino que requiere de varias horas de trabajo que aseguren su funcionamiento correcto una vez que esté en línea. Es una verdadera inversión de tiempo que, si hemos seguido los pasos adecuados, rendirá sus frutos.

Algunos de los negocios que podrían verse notoriamente beneficiados al incorporar un e-commerce a su plan de negocio son las tiendas de ropa, calzados y productos de belleza; las fábricas de materiales del hogar; las empresas que ofrecen servicios digitales o los emprendimientos de menor envergadura que no disponen de la inversión necesaria para alquilar un local físico.

De la misma manera, cualquier otro negocio que por medio del e-commerce aspire a formar parte de la transformación digital ampliará sus horizontes de venta de forma notoria.

 

¿Cómo elijo la plataforma adecuada?

Crear una tienda online es un proceso rápido y sencillo. Ahora bien, elegir la plataforma de e-commerce que mejor se adapta a nuestras necesidades es otro tema.

Con todas las opciones que hay en el mercado, puede resultar una tarea tanto más compleja. Habiendo miles de opciones en el mercado, la elección de la plataforma correcta requerirá un mayor enfoque y determinación. Por lo tanto, a la hora de evaluar alternativas, será importante investigar y conocer el perfil de cada una.

Con esto en mente, les acercamos algunos ítems que podrían ser de ayuda:

1. Considerar la inversión inicial y el costo mensual

Te recomendamos elaborar un presupuesto y conocer el capital disponible para la inversión que requiere la nueva plataforma, a modo de poder elegir una que se ajuste a tus posibilidades.

Tené en cuenta que podría ser necesario hacer inversiones conseguir más tráfico en la tienda e implementar descuentos y promociones. Estas dos variables serán sumamente importantes cuando des comienzo a este nuevo circuito de ventas, tanto como el diseño y la comunicación.

2. Analizar las funcionalidades del diseño

Ya que hablamos de diseño, será clave conocer las distintas funcionalidades que cada proveedor pone a tu disposición, ya que éstas contribuyen a aumentar la conversión de la tienda y a optimizar la usabilidad para cada cliente. Si conocés bien a tus clientes, sus intereses y las otras tiendas en las que compran podrás perfilar tu elección.

3. Conocer los beneficios técnicos

Como mencionamos, las plataformas nos facilitarán todo tipo de tareas a nivel de gestión. Sin embargo, esto no será de nada útil, a menos que conozcamos en detalle las ventajas técnicas que ofrece cada proveedor. Algunos puntos esenciales a tener en cuenta son:

  • facilidad de uso del panel administrativo o back-end
  • facilidad de gestión de los pedidos
  • creación de promociones, ofertas y cupones de descuento
  • optimización para mecanismos de búsqueda (SEO)
  • integración con herramientas de marketing (Analytics, Adsense, redes sociales, etc.)
  • integración con soluciones de pago, logística, marketplaces
  • informes gerenciales y métricas disponibles
  • las funcionalidades para procesamiento de los pedidos, y su despacho y envío correspondiente.

4. Investigar la trayectoria

Al haber múltiples opciones en el mercado de los e-commerce, es recomendable emplear una técnica de selección a partir de la trayectoria y reconocimiento de cada proveedor. Algunos puntos que pueden ayudarte a definir son:

  • investigar cuántos clientes tienen en la misma rama de tu negocio
  • buscar casos de éxito y resultados alcanzados
  • conocer como es el servicio de asistencia al usuario y atención al cliente
  • averiguar si tiene referencias internacionales

5. Conocer las formas de pago

Deberás tener presente en todo momento quiénes serán tus compradores para, en base a ello, determinar en qué moneda venderás tus productos. Éste es un detalle que no suele tenerse en cuenta, pero que será determinante en cuanto a las formas de pago y que, indirectamente, impactará en tu rentabilidad.

*

Entre algunas de las plataformas más conocidas a nivel internacional encontramos a Amazon, eBay, Shopify y Etsy. 

Ampliando el panorama, también es posible implementar tu tienda virtual a través de PrestaShops, Tienda Nube, Magento, WooCommerce, Vtex y MercadoLibre. Todas ellas, con integraciones disponibles para hacer sus envíos a través de EnvíoPack.

*

Por último, recordá que es esencial establecer de manera puntual los objetivos de tu negocio. Contratar una plataforma e-commerce te garantizará grandes beneficios siempre y cuando puedas realizar una proyección clara y precisa.

Esperamos que esta nota haya sido de ayuda. Si te fue útil, no dudes en compartirla a tus contactos y a quien pueda interesarle.


Te invitamos a seguir nuestras últimas novedades visitando nuestra página web y redes sociales:

www.enviopack.com

www.facebook.com/enviopack

www.instagram.com/enviopack

Sol Iametti